.post-body img { border-radius: 50%; /* Borde redondeado */ box-shadow: 0px 0px 15px #000; /* Sombra */ padding:0; border:0; -moz-transition: all 1s; -webkit-transition: all 1s; -o-transition: all 1s; } .post-body img:hover { box-shadow: 0; /* Con esto eliminamos la sombra */ border-radius: 0; /* Con esto eliminamos el borde redondeado */ -moz-transition: all 1s; -webkit-transition: all 1s; -o-transition: all 1s; cursor:pointer; }

miércoles, 31 de octubre de 2012

No te odio

Me gusta cuando me hablas. Pero no cuando haces comentarios estúpidos. Es cuando me cuentas algo nuevo, bueno, e interesante. ¿Porqué no lo haces más seguido?, ah, cierto, no puedes.
¿Me conoces? ¿Sirvieron, acaso, de algo, tantos años juntos?
Supongo que sí...
Recuerdo cuando creía que nunca mentías. Qué inocencia la mía en aquel entonces. Deberías ver cómo está mi mente ahora, te aseguro que no estarías orgullosa de mi.
¿Sabes? nunca pensé en ser lo que soy ahora.
Me gustaría que te hubieras interesado en mí, pero lo hecho, hecho está ¿no?
Sé que si te dijera esto te enojarías conmigo, o algo peor, me ignorarías. Ja, ya puedes ver cuan loca estoy, planeando todo antes de que pase. O tal vez no estoy tan loca, debe de ser por tu carácter predecible.
Oye, ¿sabías que no todo se arregla Pidiéndole ayuda a Dios?. Sé muy bien que Dios existe y que es bueno (me lo enseñaste tú, ¿te acuerdas?) Pero, lo que uno hace, lo arregla uno.
Es curioso lo extraña que me pongo cuando me dirijo a ti, ya sea pensando, hablando o escribiendo. Como ahora.
¿Sabes algo? No te odio. Odio esas actitudes en ti.



martes, 30 de octubre de 2012

Tu, Yo...



Me miro en el espejo. Veo mi rostro, mi nariz, esa que tanto me acomplejó, ahora me parece bonita. Mis labios, pequeños y apenas notables, llevan muchas palabras sin decir, y han estado mucho tiempo sin sonreír.. pero gracias a ti han vuelto a hacerlo.
Puedo ver un montón de defectos en mi rostro, y un montón de virtudes en mi corazón. Lástima que son muy pocas las personas que ven las virtudes del corazón, todos se fijan en la apariencia, como si sólo con ella pudieran conocerte.
-Tal vez sería bueno poder ver el corazón de las personas- pienso en voz alta- aunque, tal vez sea aún más doloroso, pues podríamos saber cuando las personas que amamos y apreciamos sólo quieren utilizarnos y sacar beneficios para ellos mismos. Seguro que por eso Dios no nos permite ver los corazones de los demás.
Miro mis manos, una está cerrada en puño, y la otra está abierta. En mis uñas se pueden ver el rastro de la última vez que las pinté, y en el dorso de mi mano se pueden apreciar unos escritos hechos con tinta. Esos escritos que sólo tú podrías descifrar.
Quisiera que pudieras tomar de mis manos y caminar conmigo, pero sé que no puedes, así que me conformo con oírte y verte en mis sueños.
Porque tú me enseñaste que debo aceptar lo que no se puede cambiar, a quererme y valorar mi vida, a confiar en Dios, a valorar a los demás y nunca rendirme por más adversidades que puedan presentarse ante mí.
Aún me sorprende que seas más extraño que yo. Que mantengas el silencio cuando quiero que me hables de ti. 
Admiro la belleza y sabiduría que hay en tus palabras. Te admiro.

Me dijiste que nunca deje de sonreír ¿te acuerdas?, deberías verme, soy una sonrisa andante.
Y no quiero mentirte, tengo cambios de humor repentinos, y me pongo triste por lo de siempre, aún sabiendo que no te gusta. Pero no puedo evitarlo, soy humana ¿no?
Me aconsejaste que todo lo que haga lo haga con amor y dedicación, ¿recuerdas? , deberías ver cómo aún con dolor de cabeza, tristeza y enfermedad cumplo mis obligaciones. Tampoco te quiero mentir sobre esto, soy muy olvidadiza, y a veces molesto a los que están a mi alrededor. Sé que no te agrada, pero no puedo evitarlo.
Aún me cuesta mirar al espejo y sonreír satisfecha con migo misma. Aún sigo, erróneamente, comparándome con los demás. Sigo siendo como antes, la que prefiere leer una buena novela a estudiar. Y sé que no te agrada del todo algunas actitudes mías. Créeme, a mi tampoco me agradan.
Sé que no te gusta que me torture a mi misma, sé que ello no me hace bien. Sé que no te hace bien. Pero no puedo evitarlo.
Yo no puedo evitarlo.
Tú si.
Por eso te busco todo el tiempo, te escribo aunque no lo leas, por eso intento pensar una respuesta que resuelva el porqué no estás cuando quiero que estés. ¿Comprendes, ahora, porqué me vuelvo loca cuando no estás? Espero que sí lo comprendas, si no, serían en vano estas letras tan mal acomodadas.
Vuelvo a fijar mi atención en el espejo. Una lágrima ha corrido por mis mejillas. Pero no te preocupes, es de felicidad.



Algo que amo...

Amo cuando llueve y puedo mirar las gotas de lluvia caer al suelo,

y sentir el aroma a tierra húmeda...

Los encuentros más importantes...



Los encuentros más importantes ya han sido planeados por las almas antes incluso de que los cuerpos se hayan visto. Generalmente estos encuentros suceden cuando llegamos a un límite, cuando necesitamos morir y renacer emocionalmente. Los encuentros nos esperan, pero la mayoría de las veces evitamos que sucedan. Sin embargo, si estamos desesperados, si ya no tenemos nada que perder, o si estamos muy entusiasmados con la vida, entonces lo desconocido se manifiesta, y nuestro universo cambia de rumbo.

(Paulo Coelho)

lunes, 29 de octubre de 2012

¿Por qué crees que estoy aquí?

-Al mirar a sus ojos sólo siento vacío y crueldad, y al oír sus palabras, orgullo y vanidad, en sus hechos, falta de piedad.
-Al verlos, siento miedo. Miedo de lo que pueden hacer, de lo próximo que dirán, porque sé que sus palabras vacías podrían ser dañinas a tu oído - Hizo una pausa, tomó aire, y prosiguió- Cuídate de las manos de los insensatos. No sólo de sus manos, si no también de sus palabras. Sus palabras, filosas como espadas, e hirientes como balas, pueden hacerte caer. Cuando prestas tu oído a sus palabras y te dejas guiar por lo que ellas dicen, pierdes. Lo pierdes todo, la fe en ti mismo, las ganas de luchar, las ganas de vivir, Todo.
Ellos no tienen sensibilidad en su alma, no tienen sentimientos, no tienen piedad. No es problema para ellos hacerte caer.
El niño lo miró,  y le preguntó: - Y tú... ¿cómo sabes todo eso?
Luego de un largo suspiro, respondió: - Porque me ha pasado. Si no ¿Por qué crees que estoy aquí?-
Y  se despidió besándolo en la frente, y se lanzó al vacío, en busca de un lugar donde no hubiera dolor, ni penas, ni llanto....



domingo, 28 de octubre de 2012

¿Porqué?

-Sólo soy un niño que no entiende nada de esto.
¿Qué hacer? si por más que hable, nadie me oye, y por más que sienta, sólo soy yo.
¿Qué hacer? Si a veces me siento ignorado por aquellos que dicen quererme, más no cuestionan el porqué de mi mal.
¿Cómo? ¿Porqué?, Tal vez merezca esto..... No. Él me dijo que nadie, absolutamente nadie merece sufrir, ni siquiera un poquito. Entonces... ¿Porqué sigo aquí llorando y sintiéndome infeliz, en ocasiones, sin razón alguna?
¿Qué hacer cuando sientes que tu cuerpo no tiene las fuerzas suficientes para seguir, y sin embargo tú estás ahí, parado, sonriendo e intentando agradar a todos?
¿Es lo único que puedes decir?
-Todo irá bien.
-¿Cómo? si aún no veo mejoras en mí, ni en él. ¿y? ¿Porqué ella sigue llorando? ¿No hemos sufrido bastante?, ¿no ha sufrido, acaso, ella, más que suficiente?.
-Te costará mucho entender esto, pequeño, pero sufrir es indispensable en la vida. Ponte a pensar, ¿cómo sabríamos lo que es estar feliz, si nunca hemos sufrido?



sábado, 27 de octubre de 2012

dejé de sentirme mal...

Dejé de sentirme mal cuando dejé de esperar todo de ellos

y comencé a hacer todo por mi cuenta...

viernes, 26 de octubre de 2012

Mi mala costumbre

Tengo la mala costumbre de estar triste por gente que no conozco.

 Y también de estar feliz a causa de ellos...
                  

Presentándome...

Hola, me presento, soy Penguin, y voy a contar un poco de mí.
Como algunos, quizás, sabrán, hace no mucho tiempo, comenzé a escribir en un blog, al que titulé My World Crazy, en el que cuento mi día, digo pavotadas, y demás cosas. Pero quiero hacer algo diferente.
Como ya dije, en el otro blog escribo pavotadas, pero no es lo único que puedo escribir. Y como me gusta, también reflexionar, y ponerme un poquito más seria, decidí crear este blog , titulado Pensamientos Al Anochecer.
Lo único que puedo decir de mí, es que me gusta escribir y leer. Y a eso me dedico. Por ahora.
Tengo pensado hacer muchas cosas aquí: escribir frases propias, novelas, compartir frases de escritores, y demás cosas.
Espero les guste cómo llevo o pienso llevar mi blog.
Besos