.post-body img { border-radius: 50%; /* Borde redondeado */ box-shadow: 0px 0px 15px #000; /* Sombra */ padding:0; border:0; -moz-transition: all 1s; -webkit-transition: all 1s; -o-transition: all 1s; } .post-body img:hover { box-shadow: 0; /* Con esto eliminamos la sombra */ border-radius: 0; /* Con esto eliminamos el borde redondeado */ -moz-transition: all 1s; -webkit-transition: all 1s; -o-transition: all 1s; cursor:pointer; }

lunes, 5 de noviembre de 2012

Estás tan lejos...

¿Qué voy a hacer ahora que estás tan lejos?, ahora que ya no puedo ver tu rostro, ni abrazarte, ni oír tu voz, ahora que ya no hay nadie que me aliente, que me diga que debo ser fuerte, y demostrarles que soy capaz de levantarme una y otra vez, sin importar cuántas sean las  veces que he caído.
¿Qué voy a hacer ahora sin tu presencia, sin tu calor, sin la fortaleza que me dabas, y me transmitías en cada mirada, en cada palabra que pronunciaban tus dulces labios, en cada sonido de tu voz? ¿Que voy a hacer si ya no estás aquí conmigo? Anhelo tu presencia cada mañana,  y lloro por las noches, por tu ausencia que me va matando minuto a minuto, desgarrando mi corazón. Sólo tú me oías y comprendías el porqué de mi dolor.  
Aún sigo preguntándome porqué Dios te apartó de mi, porqué ya no puedo verte ni hablarte, porqué sigo aquí llorando, escribiendo frases sin sentido y versos mal acomodados, pensando en ti. 
Sólo quiero creer que estás en un lugar mejor que este, y ya no sufres como yo. Sólo así sería feliz.


2 comentarios:

  1. Me encanta el texto,te sigo!!Es muy sentimental y dice tantas cosas...

    ResponderEliminar
  2. Hermoso texto, es muy triste la distancia :(
    agradecemos tu visita.

    ResponderEliminar