.post-body img { border-radius: 50%; /* Borde redondeado */ box-shadow: 0px 0px 15px #000; /* Sombra */ padding:0; border:0; -moz-transition: all 1s; -webkit-transition: all 1s; -o-transition: all 1s; } .post-body img:hover { box-shadow: 0; /* Con esto eliminamos la sombra */ border-radius: 0; /* Con esto eliminamos el borde redondeado */ -moz-transition: all 1s; -webkit-transition: all 1s; -o-transition: all 1s; cursor:pointer; }

viernes, 30 de noviembre de 2012

"Historia sin nombre" (1)


Hola gente! 
Esta es una pequeña historia que inventé yo, la iré publicando aquí, por que no quiero tenerla siempre guardada. Dicha historia no lleva título, por ello se llamará "Historia sin nombre" por lo menos, hasta que se me ocurra un título bueno.
Cabe aclarar que el protagonista, que a su vez es el relator, es hombre. Lo digo para evitar confusiones. 
Y es normal que cuando lean, (si alguien lo lee) no comprendan el trama en su totalidad, créanme  es que ni yo lo comprendo totalmente.
Ahí va.

----------------------------------------------------------------------------------------------------

Siento un fuerte dolor de cabeza. No puedo abrir bien los ojos, los siento pesados. Hago un esfuerzo por levantarme, y no puedo distinguir bien lo que hay a mi alrededor. Veo siluetas  borrosas de personas, ¿en dónde estoy? ¿estaré soñando?. Sólo recuerdo que estaba con mi familia, más precisamente con mis hermanos, oí un golpe como si se tratara de un  hierro, y luego, nada, oscuridad total.
Comienzo a oír gritos y lamentos, mi vista se aclara, veo que hay personas a mi alrededor, al parecer, están lastimadas. De pronto, uno de los lamentos llama mi atención, eran  como cualquier otro, pero con una voz aguda y chillona: es una niña, de aproximadamente 9 o 10  años. Está en el suelo, detrás mío. Sus rodillas están raspadas y sus piernas y brazos llenos de moretones y heridas. Su camisa está manchada con sangre y barro, y lleva las mangas rotas. Me acerco a ella, no sé si por piedad o curiosidad, pero  intento hablarle.
-Hola, em.. ¿como estás?- veo como una mujer, aparentemente la madre, me mira un poco molesta- ah... ya veo, esa es una pregunta estúpida.- digo soltando una risa nerviosa, creo que hubiera sido mejor quedarme callado.
-¿Qué quiere?- Me dice aquella mujer, mirándome severamente.
-¿Yo?- Otra pregunta estúpida.- Nada. Solo... verificar qué tiene la niña...
- ¿Es usted estúpido?- Me dice sin cambiar de tono ni mirada. Valla, se ve que esta mujer no se anda con rodeos. Lo mejor es lo de "usted".
-Em, No, o tal vez, si.... no lo sé...
- ¿Cómo es eso de que "quiere verificar qué tiene la niña"? ¿Es tan estúpido como para no darse cuenta lo que le pasa?
- Ah... no. Es que acabo de levantarme, y me haría un gran favor al decirme qué está pasando aquí.
- Oh, lo siento...- Dice la mujer, ya mirando al suelo.- No estoy segura de lo que pasó, pero nos trajeron aquí por la fuerza y nos... - De pronto se oyó un fuerte estruendo, y a causa de ello, todos los niños pequeños comenzaron a llorar. Las personas comenzaron a alarmarse, algunos hasta gritaban y lloraban, pues pensaban que lo peor se acercaba. O eso pensaba yo, por lo menos.
De pronto, un grito me sacó de mis pensamientos, una señora mayor, me decía: -atrás tuyo, atrás tuyo!!-
Sentí mucho miedo,  intenté darme vuelta para verificar qué es lo que alarmaba tanto a esa mujer, y de pronto, siento otro golpe de hierro, y de nuevo, oscuridad total.

1 comentario:

  1. OH SANTO CIELO, QUE ULTRAGENIAL. *.* Me encantó, ya mismo me leo la segunda parte. Está muy interesante!
    -Pao

    ResponderEliminar