.post-body img { border-radius: 50%; /* Borde redondeado */ box-shadow: 0px 0px 15px #000; /* Sombra */ padding:0; border:0; -moz-transition: all 1s; -webkit-transition: all 1s; -o-transition: all 1s; } .post-body img:hover { box-shadow: 0; /* Con esto eliminamos la sombra */ border-radius: 0; /* Con esto eliminamos el borde redondeado */ -moz-transition: all 1s; -webkit-transition: all 1s; -o-transition: all 1s; cursor:pointer; }

viernes, 30 de noviembre de 2012

Historia sin nombre (2)


Me desperté, nuevamente, en un lugar totalmente diferente al que estaba antes, estaba acostado, ahora, en una cama, más bien era como una camilla de hospital, pero estaba un poco rota y descuidada, y yacía en un rincón de una habitación pequeña, que más que una habitación parecía un depósito de chatarras: partes de automóviles, trozos de madera, libros rotos y juguetes destrozados es lo que había allí, acompañado de  un olor putrefacto, como si hubieran matado a un perro, u otro animal similar. Valla suerte la mía.
Aún no comprendo esto ¿es un sueño?, si es así, nunca había tenido un sueño tan extraño.... bueno, sí que tuve sueños extraños, pero éste es el primero del que no puedo despertar. Lo único que me importa ahora es salir de este maldito sueño, y volver a ver a mis hermanos.
Me levanto de la cama, e intento despertarme golpeándome contra la pared, arrojando cosas, o intentando traspasar algo, que son las técnicas que suelo usar para salir de un sueño. Y no logro nada.
De pronto, entran unos hombres, dos exactamente, de unos 42 y 38 años aproximadamente, y el más viejo de ellos me dice. -Hey, niño, vuelve a la cama. Nadie te dijo que te levantaras.- Lo único que pude hacer fue volver a la cama, el aspecto de ese hombre me dieron escalofríos, su voz sonaba como la de alguien que fuma desde los 15 años. Volvieron a irse y cerraron la puerta detrás de ellos.
Me quedé mirando el techo, intentando descubrir algo nuevo en ese sueño, mi abuela dice que los sueños son mensajes de los dioses, nunca le creí, pero, quién sabe, podría ser cierto. En eso, una voz extraña interrumpe mis vanos pensamientos. Era un chico blanco como la nieve... más bien como un muerto, de cabello gris y despeinado, traía puestos una camisa blanca y unos jeans azules, iba descalzo. Lo más extraño era que tenía mirada de niño, esa mirada inocente que los caracteriza.
-Dios!- Exclamé al verlo- Debieron drogarme...
-No, no estás drogado- dice mirandome fijamente.
-¿Quien o qué eres?- le pregunto.
-Eso no importa...
-¿De dónde saliste, cómo es que ellos no te vieron?
-Salí de ahí- me dijo, apuntando al montón de chatarra acumulado en una esquina de la habitación.
-Pues, debes ser muy fuerte, ahí huele fatal...
-Y piensan hacer lo mismo contigo.
-¡¿Eh?!

5 comentarios:

  1. Jooo. Me he quedado sin-palabras. Me imagino que habrá otra parte, ¿no? Y suena tipo novela o algo por el estilo, muy misterioso *o*
    -Pao

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. si, es que son cosas raras que pasan por mi cabeza. Habrá más partes, aún está inconclusa. Dudo que te siga gustando, es muy extraña O_O y bueno.

      Gracias por comentar!

      Eliminar
  2. ¿Lo mismo? ¿Qué le hicieron a él? ¿Es un fantasma?
    ¿O estoy diciendo tonterías? Sí, seguramente será eso.

    Kisses <3

    ResponderEliminar
  3. heeee
    debes esperar que la historia siga :) seguro más adelante se sabrá quién es el chico blanco.
    Oye, no te ubico ¿de qué blog eres? No recuerdo haberte visitado
    ALKJFÑDSF
    De todos modos, muchas gracias por pasarte! me alegra que a alguien le guste lo que escribo.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Conozco este blog desde hace poco, y nunca antes había comentado, es normal que no me ubiques y seguramente no me habías visitado.
      Tengo dos blogs activos:
      http://todofueelviaje.blogspot.com.es/
      y
      http://ithinkiloveyou-carla.blogspot.com.es/

      Kisses <3

      Eliminar