.post-body img { border-radius: 50%; /* Borde redondeado */ box-shadow: 0px 0px 15px #000; /* Sombra */ padding:0; border:0; -moz-transition: all 1s; -webkit-transition: all 1s; -o-transition: all 1s; } .post-body img:hover { box-shadow: 0; /* Con esto eliminamos la sombra */ border-radius: 0; /* Con esto eliminamos el borde redondeado */ -moz-transition: all 1s; -webkit-transition: all 1s; -o-transition: all 1s; cursor:pointer; }

miércoles, 5 de diciembre de 2012

Historia sin nombre (5)


- Siéntate y espera, enseguida te traen la comida.
- hey, ¿Ese no es el tipo que le pegan hierrazos?- dijo un muchacho, mirándome. La muchacha le hizo unas señas raras,  y el tipo se calló. ¿Qué saben ellos de eso?
Me dieron de comer, y luego me enseñaron un cuarto, donde dijeron que iba a dormir.
Cuando me acosté con el fin de dormir, me percaté de que tenía un compañero en la habitación. Era un muchachito, de aproximadamente 13 años, estaba sentado en su cama, cabizbajo.
-Hola- Le saludé- Soy Alan.- Sí, ese es mi nombre.
El niño ni se movió. Creí que podía estar dormido, así que esperé a que despertase, mientras intentaba, en vano, conciliar el sueño. Luego de unos 20 o 30 minutos, el niño despertó sobresaltado. Debió haber tenido alguna pesadilla.
-Hola...-le dije nuevamente, tratando de buscar sus ojos, pues tenía la cabeza gacha y el cabello tan largo que costaba verlos.
-Hola- me devolvió el saludo.
-¿Cómo te llamas?- le pregunté, tratando de ser agradable. Nunca se me dió  bien eso de hablar con niños.
-Adriel
-Ah, yo soy Alan, parece que nos acomodaron en el mismo cuarto sin avisarnos.
-¿Eres retrasado?
-No.- ya era la segunda vez que me decían eso, ¿tan estúpido parezco?
-Cambiando de tema- le digo- ¿sabes qué ha sucedido?
-Si te refieres a porqué estamos aquí, es que se llevaron a un montón de gente, en la mayoría a personas adultas, y destruyeron todo. Y este es el lugar que mejor está, así que aquí atienden a los niños. O a los retrasados.
-Ya me habían dicho eso. ¿y no sabes a dónde llevan a esa gente?
-No. Pero algunos dicen que les hacen trabajar, y luego les torturan hasta la muerte. O que les encarcelan y les hacen limpiar, también dicen que les borran la memoria y los convierten en asesinos, pero nada de ello es seguro, son sólo rumores y suposiciones de la gente.
-¿Y no tienes miedo?
-Claro que sí, pero como dicen que sólo llevan a los adultos no tengo tanto miedo.
-¿Y tus padres?
El pequeño permaneció callado por unos minutos, todo este tiempo sin levantar la vista. Luego de un momento me dijo
-Mis padres murieron hace mucho tiempo. Mi hermano era mi tutor, pero se lo llevaron ya que tenía 21 años.

3 comentarios:

  1. Uyuyuy, mundo apocalíptico!! O.O Que tremendo!!!
    -Pao

    ResponderEliminar
  2. OOOOOhhhhh, pobre niñito :(
    WoW! ¿Tú sola eres capaz de imaginar todo eso? ¡¡¡Eres impez zionante!!!

    Kisses <3

    ResponderEliminar