.post-body img { border-radius: 50%; /* Borde redondeado */ box-shadow: 0px 0px 15px #000; /* Sombra */ padding:0; border:0; -moz-transition: all 1s; -webkit-transition: all 1s; -o-transition: all 1s; } .post-body img:hover { box-shadow: 0; /* Con esto eliminamos la sombra */ border-radius: 0; /* Con esto eliminamos el borde redondeado */ -moz-transition: all 1s; -webkit-transition: all 1s; -o-transition: all 1s; cursor:pointer; }

martes, 29 de enero de 2013

¿Cómo escapar...?


Siento dolor. Mis heridas están abiertas, y están entrando en ellas.
¿Cómo escapar...?
Oh Si tan sólo tuviera la dicha de desaparecer. Sería mejor, todo sería mejor.
Las gotas de lluvia se mezclan con mis lágrimas, siento el frío en mi cuerpo y deseo tu calor ahora.
Mi alma te necesita. 
Sé que estás ahí. 
Voces infinitas  y perturbadoras que surgen desde lo más profundo de la tierra atormentan mi ser y destruyen mi alma. Oh, si tan sólo te tuviera cerca.
Miles de ayes de dolor se hacen oír a lo lejos ¿Puedes oírlos también?
Mi rostro empalidece, la sangre comienza a marcharse lentamente de mi cuerpo.
¿Estarás tú allí?, ¿Estaré yo contigo?
Miles de preguntas asoman en mi mente. ¿Sirvió de algo vivir?
Estos momentos tal vez duelan más que la vida misma

2 comentarios: